Hace de banca, centro textil hogar cuida del orden y hace pago de las apuestas. La «tienda canoa» original, sin embargo, no tenía un frontal de madera blanca como muchas de las tiendas actuales de A&F, sino más bien un frontal de estuco con toldos navales. Tanto Francesc como Josep son de la opinión que su producto que no se puede vender online. De lo que se trata es de encontrar tu nicho de negocio y encontrar tu clientela», considera Josep. La motivación e inquietud por avanzar y ofrecer lo mejor a la clientela llevaron al Sr. Llibre a asistir a ferias e incorporar en la tienda las novedades que iban surgiendo. Las cookies de este sitio nos permiten ofrecer nuestros servicios, se usan para personalizar el contenido y los anuncios para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico.

“El entorno, el establecimiento, nos tenía que ayudar a transmitir que cada cliente es único, y por este motivo era indispensable disponer de un espacio -el showroom- donde poder ofrecer un trato individualizado y personalizado», explica Josep, mientras Francesc añade: «Actualmente, después de la reforma, continuamos haciendo lo que hacíamos hasta ahora, pero hemos cambiado la manera como nos presentamos al cliente. Además, hemos recibido una subvención para hacer un estudio de mercado y analizar la situación del negocio y por donde era necesario avanzar. Además, los propietarios de J. Llibre también tienen previsto organizar sesiones formativas y actividades vinculadas con los productos que comercializan, «como charlas para explicar cómo funciona y las ventajas de un determinado tipo de cortina, por ejemplo». Es distribuidor en exclusiva en Cataluña del fabricante de cortinas Luxaflex, de la ropa de cama de Slabbinck, además de las firmas Drapilux, Mühldorfer y Rivolta Carmignani. Por este motivo, durante muchos años formaron parte del grupo CasaStyl, «un grupo de comerciantes de todo Cataluña que hacíamos compras conjuntas, catálogos personalizados, productos con marca y diseños propios…

Los dos probablemente se conocían al menos de vista, ya que este edificio era el único cercano con un baño que Rowland tenía permiso expreso para usar, y el ascensor operado por Page era el único en el edificio. », detalla Josep. El hecho de tener taller propio permitió a la familia Llibre hacer un mayor seguimiento y control de la producción, de la calidad y de los plazos de entrega de los productos, «algo que era muy importante para mi padre, y que nosotros hemos incorporado como una de las normas de la casa», subrayan. «Creemos que las redes sociales son una muy buena vía para darnos a conocer, y por esto estamos invirtiendo tiempo y dinero, pero hemos optado por no entrar en la venta online por el tipo de producto y servicio que queremos ofrecer. Y es que tiendas como J. Llibre son mucho más que un lugar donde llevar a tapizar el sofá o una banqueta, comprar las fundas de los cojines, el equipamiento textil para el hogar o el barco, o hacer hacer una cortina a medida.

Diseñado para recoger las perdiadas de leche. Tanto Francesc como Josep eren conscientes que les hacía falta potenciar los valores y los rasgos diferenciales que siempre les había caracterizado, especializarse y personalizar las ventas. Todo genial, como siempre. «Hemos hecho formación y hemos participado en sesiones que organiza la Cámara, hecho que te enriquece y te permite tomar el pulso a la realidad del sector y del comercio en general, y tener una visión más amplia de la que puedas tener como comerciante. Identificarle como usuario y almacenar sus preferencias como idioma y moneda. «Nos hacía falta ser atractivos para los nietos de nuestros clientes, y con la transformación de la tienda vamos por el buen camino», remarca Josep, quién también valora muy positivamente la colaboración que les ha ofrecido en todo momento la Cámara de Comercio de Barcelona. «Después de la guerra civil, mi abuela y mi padre vinieron de Mataró a Barcelona y empezaron a trabajar y a vivir en la tienda, donde vendían básicamente diferentes tipos de tejidos para hacer vestidos, gabardinas, calzoncillos, etc., y unos años más tarde, en 1947, mi padre compró la tienda», explica Josep Llibre, quien actualmente dirige el negocio familiar juntamente con su hermano Francesc.

Si usted amó este poste y usted ciertamente como para recibir detalles adicionales referente colchas textil hogar amablemente visita el Web page.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *